Los plafones son un cielo falso que se coloca debajo del techo de un inmueble, para diversas funciones: generar un aislamiento acústico, asilamiento térmico, ocultar instalaciones eléctricas, hidráulicas, sistemas contra fuego, de vigilancia y de seguridad, equipamiento, internet, cableado y ...